Categorías
Noticias

Así es la lucha por el control de Abengoa: “Urquijo quiere regalársela a los bancos”

Los accionistas minoritarios quieren evitar que Urquijo siga al frente de Abenewco1, la filial que se traspasaron los negocios y activos

Puede consultar la noticia completa en la fuente de información original: El Independiente

Abengoa ha protagonizado esta semana uno de los hitos más sorprendentes del mercado español. El pasado martes, la junta general destituyó al actual consejo de administración, liderado por Gonzalo Urquijo. Detrás de este movimiento está un pequeño grupo de accionistas que buscaba frenar el último plan de rescate financiero para encontrar otra solución para Abengoa S.A. Por ahora, la compañía se ha quedado descabezada. Aunque Urquijo seguirá controlando el grupo como presidente de la filial Abenewco1, a la que traspasaron los principales negocios el año pasado. Los minoritarios, agrupados en la plataforma AbengoaShares, alertan de que el ya ex presidente quiere «regalarle la empresa a los bancos y robársela a los accionistas».

Los problemas económicos de Abengoa comenzaron en 2015, cuando entró en preconcurso de acreedores. Después de los rescates de 2017 y y 2019, la directiva firmó el 6 de agosto un tercer plan de rescate financiero para esquivar la amenaza de quiebra. Para entender la situación actual de Abengoa hay que detenerse en su estructura. Abengoa S.A., es la empresa matriz y dueña del 78% de Abenewco1. A esta última filial, que sigue presidiendo Urquijo, es a la que traspasaron el negocio y los activos de Abengoa S.A., tras el rescate del año pasado.PUBLICIDAD

Los accionistas minoritarios quieren evitar que Urquijo siga al frente de Abenewco1, la filial que se traspasaron los negocios y activos

La rebelión de los accionistas minoritarios nace como respuesta al plan de rescate de Urquijo. Abengoa S.A., atraviesa una situación económica especialmente delicada. La compañía tiene una deuda perdida de más de 125 millones. El 6 de agosto, el entonces consejo de administración presentó una estrategia para refinanciar la deuda de Abenewco1 (que posee los negocios y preside Urquijo) y no la de la sociedad matriz, que corre el riesgo de ir a concurso si no consigue negociar los 125 millones, según informa ABC.

Contrarios a este plan, los accionistas minoritarios se organizaron en agosto bajo el nombre de AbengoaShares. Comenzaron a recabar apoyos, crearon una web, se movieron por redes sociales y ficharon al despacho Navas & Cusí. Según explican a El Independiente fuentes de la plataforma, la primera reacción del consejo de administración hacia estos accionistas fue de «ninguneo». En diferentes reuniones que mantuvieron hubo «agresividad» y también «buenas formas». Pero siempre recibían un «no» como respuesta, añaden estas fuentes.

Según estos accionistas, Urquijo actuaba contra los intereses de los propietarios. Con su plan sobre la mesa, el grupo podría terminar controlado por los acreedores, que se niegan a extender el plazo de ejecución del rescate. Por encima de todos destacan el fondo KKR o el Santander, que lidera el pool de los bancos acreedores (BBVA, Bankia, Caixabank, Crédit Agricole y Bankinter). «Básicamente, lo que hace el plan Urquijo es regalarle la empresa a los acreedores, los bancos, y robársela a los accionistas», resumen desde la plataforma.

Abengoa S.A, descabezada

AbengoaShares recabó los apoyos suficientes para convocar una junta general de accionistas. Con ella querían destituir a Urquijo y el resto de consejeros y proponer un nuevo consejo, liderado por Marcos de Quinto, ex vicepresidente de Coca Cola y ex diputado de Ciudadanos. Si todo iba bien en la junta, los minoristas pretendían convocar una junta universal de Abenewco1 para destituir también a la cúpula de la filial, detalla el Diario de Sevilla.

La junta se celebró el martes, día 17. Aunque tuvo un sabor a victoria para AbengoaShares, no se las llevaron todas consigo. Más del 66% de los accionistas votó a favor de destituir al presidente y a los consejeros. Pero un movimiento previo de Urquijo frustró que se votara a un nuevo consejo de administración y, por tanto, un futuro cese de Abenewco1.

Los minoritarios han excluido a De Quinto para liderar Abengoa a la espera de ganar la junta de diciembre

Tal y como detalla ABC, antes de la junta general, Urquijo ya sabía que no se iba a poder votar a los nuevos consejeros por fallos de forma y convocó para el 21 o 22 de diciembre una nueva junta general de accionistas para nombrar un nuevo órgano de gobierno formado por tres consejeros independientes, expertos en empresas en crisis. A juicio de AbengoaShares, unos «enterradores» para Abengoa S.A.

Aún así, desde la plataforma presumen de los avances logrados en la junta del pasado martes. No sólo consiguieron destituir a la dirección de la multinacional, sino que más de un 75% de los participantes votó en contra de la política de remuneraciones del consejo. «En esta junta general se da un caso muy atípico de que el 66% de los accionistas ponen en cuestión al consejo que debería responder a sus intereses», valora De Quinto a este periódico. El ex diputado defiende que su su interés no está en presidir la empresa, sino en encontrar una «solución a las reclamaciones y una satisfacción a los accionistas minoritarios que en un determinado momento se han podido sentir ninguneados».

Una nueva junta en diciembre

¿En qué situación se ha quedado la compañía tras lo ocurrido el martes? Hasta el 21 o 22 de diciembre la matriz estará descabezada porque se destituyó a su dirección y no se consolidó al nuevo equipo de gobierno. Algo que la plataforma considera una «irresponsabilidad gravísima» por parte del anterior presidente. Como Urquijo sigue siendo el presidente ejecutivo de la filial Abenewco1, continuará controlando el grupo pese a haber sido cesado al frente de la matriz.

También queda en suspenso el plan de rescate inicial que Urquijo presentó en agosto. La junta general del martes encomendó al nuevo gobierno una nueva estrategia para salvar a Abengoa S.A. Como el fallo de forma impidió la formalización de los nuevos consejeros, todo quedará a expensas de la junta general de diciembre.

Urquijo asegura que tiene «armada» una operación que «resolvería» los problemas de viabilidad «ocasionados» por el Covid-19

Para esa nueva cita, AbengoaShares ha presentado una nueva propuesta de consejo de administración. En esta ocasión, solo irán tres nombres a la votación, y no siete como en la junta de esta semana. «Nuestros abogados han optado por ser conservadores. La junta de Abengoa del 21 de diciembre permite propuestas alternativas a los tres propuestos por la compañía. [Los abogados] entienden que presentar siete podría interpretarse como propuesta ‘sustitutiva’ y nos la podrían rechazar. Así que mejor no arriesgar dadas las trampas sufridas», explicó ayer la plataforma en un comunicado.

Entre los tres nombres propuestos no está el de Marcos de Quinto. El plan de la plataforma pasa por lograr el apoyo de los accionistas en la junta de diciembre, hacerse con las «riendas» de Abengoa, «convocar automáticamente una junta universal» y nombrar a los siete nuevos consejeros, encabezados por el ex vicepresidente de Coca Cola. «Es posible el rescate de Abengoa S.A. Quiero ser optimista. Opera en un sector de futuro como el de las renovables. No solamente está en un sector estratégico y que va a tener impulso y recorrido, además de una implantación internacional muy interesante. Lo malo es que haya esta controversia o que se llegue a la solución que se ha llegado, quiero creer que podría haber sido evitable», defiende De Quinto.

Por su parte, Urquijo envió una carta a sus empleados en la que les asegura que tiene «armada una operación de financiación, avales y proveedores, que se mantiene activa y que se puede cerrar y materializar con el apoyo de las partes implicadas, lo que, sin duda, resolvería definitivamente los problemas de viabilidad que la situación del Covid-19 nos ha ocasionado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *